SANTUARIO DE SANTA MARIA DEL SASSO EN CORTENUOVA

PARTE ARTISTICA

Las primeras noticias sobre la existencia de esta iglesia se remontan al siglo XIII. De hecho, se menciona en la escritura notarial redactada el 14 de enero de 1263 entre los municipios de Bérgamo y Cremona para la delimitación de los límites entre las dos ciudades. El trazado de esta frontera dejó la iglesia de Santa Maria en la zona de Cremona. A partir de 1267 regresó a la zona de Bérgamo, entre las diócesis de Bérgamo.

Desde 1531 el santuario perteneció a la parroquia de Cividate

La iglesia tiene orientación oeste-este, como todas las iglesias anteriores al siglo XV, de hecho las primeras ampliaciones se realizaron a partir del siglo XVI.

La nueva fachada repite las características de la antigua, excepto en el gran ventanal reconstruido en forma semicircular: el gran ventanal barroco conecta la galería de mujeres con la nave.

La planta rectangular tiene una abertura abovedada, decorada con estuco y dos frescos de Orelli que representan "La Resurrección" y "La Huida a Egipto".

En el lado sur del santuario hay un pórtico formado por columnas de estilo corintio. Los muros que componen el santuario están formados por guijarros y ladrillos y donde había ventanas, que luego fueron tapiadas.

En los muros de la nave única, marcados por pilastras con capiteles corintios, se alternan quince lienzos ovalados de los Misterios del Rosario, pintados por Francesco Cappella, y estatuas de yeso de Camusso que representan las Virtudes.

El presbiterio, también rectangular, está cubierto por una pequeña cúpula decorada con estucos y frisos dorados; en las cuatro pechinas están las figuras de los evangelistas de los Orelli, que representan a San Giovanni, San Matteo, San Marco y San Luca. En las paredes laterales hay dos grandes lienzos de Giovanni Raggi: a la izquierda la Adoración de los Magos, en la que ya la derecha San Carlos entre las víctimas de la peste, quizás debido a la intervención de sus colaboradores. En la pared derecha hay un cofre del siglo XVIII.

El altar de mármol está contra la pared trasera del presbiterio. La hornacina con la estatua de madera de la Virgen decorada con estuco dorado hace las veces de retablo.

A los lados del arco que separa el presbiterio de la nave hay dos altos relieves en yeso de Camusso; a la izquierda está "la Madonna del Sasso" y a la derecha "la Madonna della Fiducia", esta última representando a una mujer rodeada de niños mientras amamanta a uno.

La sacristía es una pequeña habitación en la parte trasera del presbiterio. En el muro norte hay una placa en bruto que conmemora la deposición en esta iglesia de las reliquias de S. Giacomino Martire y un pequeño lienzo que representa la Deposición.

Las antiguas campanas de S. Maria del Sasso se encuentran ahora en el campanario de la iglesia de S. Margherita en Cividate.

Las familias adineradas que a lo largo de los siglos ejercieron su mecenazgo sobre la iglesia también le proporcionaron ricas vestimentas y muebles sagrados dignos de su riqueza y nobleza. La iglesia ha sufrido innumerables robos que han agotado su patrimonio inicial. "Lo que aún se conserva hoy, sin embargo, atestigua la liberalidad de las grandes familias propietarias y la generosidad de los incontables devotos de todos los tiempos".

La última restauración se llevó a cabo en 2018-2019. Las intervenciones tuvieron como principal objetivo la restauración de frescos, yesos, estucos, 15 óvalos que representan los misterios del rosario y los lienzos de los Rayos.

Parte historica

El santuario de Santa Maria del Sasso se encuentra en Cortenuova (BG), en la calle cascina Guerra. Es recordado por ser el único monumento que sobrevivió  a la destrucción de la ciudad que tuvo lugar después de la batalla de Cortenuova en 1237.

La iglesia, de hecho, existió mucho antes del siglo XIII, pero se menciona por primera vez en una acta notarial de 1263, cuyo propósito era establecer los límites entre los municipios de Bérgamo y Cremona. En ese momento la iglesia pertenecía a la diócesis de Cremona y desde 1267 fue adscrita a la diócesis de Bérgamo.

Durante los siglos XIV-XV este santuario fue abandonado. En 1531 la iglesia parecía pertenecer a la parroquia de Cividate, bajo el nombre de Santa Maria del Predono. En el mismo año las crónicas recuerdan que se cometió un homicidio justo enfrente de la iglesia de Santa Maria del Sasso.

En 1575 San Carlo Borromeo consideró la iglesia como parte integral de la nueva parroquia, incluso si las tres familias que vivían cerca de la iglesia se negaron a contribuir al pago de los bienes al párroco de Cortenuova por el pago de la restauración de Santa María. Mas tarde, el cardenal ordenó tapar una abertura por la que se podía asistir a misa.

En 1583, el obispo Regazzoni visitó el santuario. Entonces la iglesia debe haber sido restaurada en esos años por la familia Alessandri, ya que se creía que acababa de ser construida. El cardenal, sin conocer el dialecto de Bérgamo, tradujo el término “predono” con “perdono”.

En 1703 Monseñor Ruzzini hizo que el párroco de Martinengo visitara el santuario, transformando el nombre del santuario de “Santa Maria del Perdono” a “Santa Maria della Lapide”. En la visita pastoral de Monseñor Priuli en 1715, el santuario se menciona por primera vez con el título de Santa Maria del Sasso. En las posteriores visitas pastorales de Monseñor Redetti en 1738 y Monseñor Dolfin en 1778, la iglesia siempre se menciona con el título de Santa Maria del Sasso. En ese momento el edificio ya era propiedad de la familia Pezzoli, que también se encargó de su restauración y ampliación. El nombre del Santuario de Santa Maria del Sasso se atestigua por primera vez sólo el 8 de noviembre de 1857.

El santuario fue destinación de peregrinos sobre todo en los siglos XVIII y XIX. Lo único cierto es que Santa María es la única iglesia que ha sobrevivido al abandono de Cortenuova, lo que sólo puede explicarse por la devoción ininterrumpida de los fieles de la zona.

El 15 de octubre de 1890 la familia Passi de Calcinate, habiendo tomado posesión de las tierras y de la iglesia de Santa María, trasladó aquí las reliquias de las santas Irene y Anatolia. En 1950, la iglesia se convirtió en la sede de una parroquia separada de la de Cortenuova y en 1954 la estatua de la Virgen fue coronada solemnemente.

Este santuario se celebra el primer domingo de mayo, tanto es así que algunos párrocos derivan de un voto hecho por el pueblo de Cortenuova en la antigüedad. Sin embargo, es una de las fiestas más antiguas del pueblo, aunque ahora solo lo celebran los habitantes de la aldea que se convirtió en parroquia autónoma en 1950.

Cada primer domingo de mayo los habitantes de Cortenuova van al santuario para llevarse la estatua talla de la Virgen que fue transportada a la parroquia en una carreta decorada con cortinas y flores y tirada por tres parejas de bueyes blancos. Después del servicio, la estatua es nuevamente acompañada en procesión hasta el santuario.

BIBLIOGRAFIA

  • R. Caproni, Cortenuova, Pagazzano 1977, pp.3, 7, 15, -16,32.  

  • R. Caproni – Giuseppe G. Giassi – Carla C. Bonomi, La Chiesa di Santa Maria del Sasso in Cortenuova, Guida storico-artistica, archivio curia vescovile,manca luogo di edizione 2019  

 

SITOGRAFIA

Mansuetudine
Statua S.Maria s.XVI
piantina chiesa santa maria
S. Maria-presbiterio
Resurezzione
S. Maria
Nascita Gesù
S. Maria - affr. XV sec.
Interno S. Maria
Fuga in Egitto
Campanile
Bombardamenti
Natività del Raggi
Incisione anni 1950
Le SS. Irene e Anatolia
Visita a El.
Santella
Parete nord